Juzgar vosotros mismos, es la risa.